Feliz Miércoles! Ya estoy de vuelta en el blog para poder hablaros del nuevo carrito que hemos elegido para Olivia: el Babyzen Yoyo+. Como ya os enseñé por Stories se trata de un carrito ligero, manejable y práctico, por eso como me habéis preguntado muchas, he decidido a contaros mi experiencia real de mamá a mamá después de un tiempo probándolo.

Uno de los motivos por los que nos decantamos por este carrito era que fuera un todo compacto, es decir que se pueda plegar tanto el capazo como la sillita, y de una manera rápida y sencilla. El Babyzen Yoyo+ cumplía, entre otras, con todas esas características, ya que el tamaño y la ligereza son sus puntos fuertes.

El Babyzen Yoyo+ tiene un diseño atemporal, práctico, elegante y sobretodo multifuncional, además puede plegarse y desplegarse en segundos. Desde los 0m hasta que el bebé pesa 18kg podemos llevar a nuestro bebé cómodamente, además para los recién nacidos cuenta con un pack recien-nacido YOYO+ 0+ que destaca por su material super suave y cómodo, manteniendo su plegado ultracompacto.

Yo elegí el color de moda Toffee, combinado con la estructura en negro,que le da ese toque elegante y además con un forro 100% algodón y un tejido exterior con protección anti-UV (UPF 50+). La empuñadura es antideslizante y tiene suspensión en las 4 ruedas que proporcionan mayor estabilidad y comodidad.

Por ahora os puedo contar solamente mi experiencia con el capazo, mas adelante cuando Olivia sea un poquito mas mayor os contaré que tal con la sillita, pero os puedo asegurar que este modelo me encanta!!!

Si queréis mas info os invito a entrar en babyzen y además ya sabéis que podéis consultarme cualquier duda por email tarasessence@gmail.com