En tiempos de Coronavirus el ingenio se agudiza, sobre todo si hay niños en casa, que ya después de tantos días encerrados hay que ingeniárselas para que algo sea “novedad”, por eso se me ocurrió la idea de hacer un Teepee casero, con materiales que todos tenemos en casa y pasar u rato entretenidos.

Materiales:

  • Tres palos (pueden ser los de la escoba)
  • Una Sabana
  • Dos cuerdas largas y mucha imaginación para dejarla a vuestro gusto.

La realización es muy sencilla, solo basta unir los extremos superiores de los tres palos y atarlos fuertemente con una de las cuerdas.

Para que se mantenga en pie se atan también los extremos inferiores, pero esta vez abiertos todo el ancho que queremos que sea nuestro Teeppe.

Para finalizar, podemos añadir objetos que le gusten al niño, como sus cuentos preferidos, unos cómodos cojines, un peluche, mantita, etc, además de eso, nosotros añadimos unas luces a modo decorativo, y con la luz apagada dentro de nuestro Teepee, hasta casi podemos ver las estrellas. ¡Qué por imaginación no sea!